¡10 pasos para ser ecológico hasta en tus compras!

¿Sabías que todos los años se desperdician 1,300 millones de toneladas de alimentos?, ¿y que 1,000 millones de personas que pasan hambre en el mundo podrían alimentarse con la comida que desaprovechan en Europa y EE.UU? Esto lo ha denunciado la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en relación con el grave problema de hambre que se sufre en nuestro planeta.

Además del problema moral que representa tirar la comida que te sobra, estos desperdicios son muy perjudiciales para el medioambiente. Así que, en relación con el recién celebrado Día Mundial del Medioambiente 2015, que hizo un llamado de conciencia sobre los hábitos de consumo con su mensaje: “Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación”, te traemos estas recomendaciones:

  1. Compra lo que realmente necesitas: evita la improvisación y compras desorganizadas planificando un menú semanal. Además, comprar en forma responsable, te ayudará a seguir una alimentación más saludable. Revisa el refrigerador y despensa antes de salir de compras.
  1. No hagas la compra con hambre: está demostrado que hacerla con hambre aumenta la cantidad de artículos que te llevarás, la mayoría responden a los antojos que te produce el hambre. Desconfía de las ofertas, analiza si te convienen o no.
  1. Compra a granel: los productos no perecederos pueden almacenarse en la despensa, lo cual te permitirá ordenarte y organizar el consumo semanal o mensual.
  1. Lee las etiquetas y la fecha de caducidad: es importante conocer lo que comemos y ser responsables de elegir las mejores opciones según nuestro estilo de vida. Si no vas a consumirlos inmediatamente, escoge productos que caduquen más tarde o cómpralos el día que vayas a consumirlos.
  1. Compra frutas y verduras de temporada: están en su mejor momento, sus cualidades son mejores (olor, sabor, textura) y sus precios son más económicos. Además, aunque no lo creas, también ayudas al balance económico de la agricultura.
  1. Mantén el refrigerador en orden: comprueba los cierres y la temperatura del mismo, para garantizar la frescura y conservación de los alimentos, debes mantenerlos entre 1 y 5°C. Rota los alimentos, coloca los que acabas de comprar atrás y deja adelante los que ya estaban, esto también aplica para la despensa. Con esto evitarás el riesgo de almacenar productos vencidos.
  1. Almacena de manera correcta: sigue las instrucciones del empaque, es importante saber si necesitan frío para almacenarlos en el refrigerador o congelador, o si simplemente en la despensa. Esta organización del refrigerador también podrá hacerte ahorrar energía eléctrica.
  1. Sirve cantidades pequeñas de comida: en la mesa, sirve porciones pequeñas, así evitas generar desperdicios y das la opción de repetir algún alimento a quien quiera.
  1. Utiliza el congelador: es una de las mejores maneras de aprovechar la comida que va a caducar, también puedes congelar lo que quieras consumir más adelante.
  1. Aprovéchalo todo: en lugar de tirar los restos de comida, utilízalos como ingredientes para el siguiente menú o congélalos para otra ocasión. La fruta muy madura puede utilizarse para hacer licuados o pies; las verduras, para hacer cremas o sopas.

Si aún así generas desperdicios alimenticios, puedes convertirlos en abono para el jardín. Los restos de frutas y verduras pueden ser el inicio de un compost que luego podrá ser un excelente abono para las plantas.

¡Así que manos a la obra, colabora con un mundo mejor desde tu casa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s