Agua, ¡pura para tu salud!

¡Es la esencia de la vida y uno de los componentes más importantes del cuerpo humano! El agua compone más de la mitad del cuerpo, el 75% de todo el tejido muscular y el 10% de los tejidos grasos, además actúa dentro de cada célula para transportar nutrientes y oxígeno, y eliminar lo que el organismo ya no requiere.

Imposible vivir sin ella

El agua regula la temperatura corporal, amortigua y protege los órganos vitales, y ayuda al sistema digestivo. Para realizar las funciones necesarias de todo el organismo, debemos de consumirla y así reemplazar las cantidades que se pierden día a día.

El consumo recomendado para las mujeres es de 2.0 litros al día y 2.5 para los hombres. Cuando se realiza actividad física, el consumo de agua debe ser aún mayor. Se sabe que una hora de ejercicio puede hacerte perder más de un litro de agua, dependiendo de la intensidad de la actividad y la temperatura del aire. Al hacerlo, debes proveer a tu cuerpo de suficiente agua para que este se enfríe a través del sudor, de no hacerlo, puedes sufrir deshidratación.

¡No te deshidrates!

La deshidratación sucede cuando una persona no puede reemplazar adecuadamente el líquido perdido. Esto puede ocurrir en casi cualquier circunstancia, no tiene que ser necesariamente por un clima caliente, una persona puede deshidratarse en el agua o en un día frío.

El tamaño del cuerpo y el género pueden influir también; las personas mayores sudan más y los hombres generalmente sudan más que las mujeres. La intensidad y duración del ejercicio también impacta en el volumen de la pérdida de líquidos.

Lo ideal es no esperar a sentir sed, pues cuando tienes esa sensación, tu cuerpo te avisa que ya tiene 1% de deshidratación. Lo mejor es beber agua en el transcurso de todo el día.

Las primeras señales deshidratación son:

  • Sed
  • Resequedad de la boca
  • Saliva espesa o pegajosa
  • Enrojecimiento de la piel
  • Fatiga
  • Calor
  • Respiración y pulso cardiaco acelerado

Más tarde, los signos son:

  • Aumento de la debilidad
  • Pérdida de concentración
  • Mareos
  • Náuseas

El consumo de agua es un hábito saludable. Puedes adoptarlo poco a poco, pero para esto, es importante que tengas disponible agua pura todo el tiempo. ¡Cuídate e hidrátate todos los días!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s